esenfrdept

La Magia de Salento y el Valle del Cocora

Fotografía: Archivo Ruta Ecológica ©

Visitar esta zona del Eje Cafetero, es adentrarse en una región llena de tradición, cultura, naturaleza y bellos paisajes. Estos dos lugares ofrecen a los visitantes la oportunidad de conocer mágicos destinos de nuestro país.

Valle del Cocora

Según la historia, Cocora era el nombre de una princesa quimbaya, hija del cacique Acaime y cuyo significado es estrella de agua. Esta zona fue territorio de los indios Quindío o Quindos, razón por la cual se ha convertido en centro de mitos y leyendas indígenas.  Además, este municipio es el hogar de nuestro árbol nacional, la Palma de Cera y es quizás uno de los más hermosos paisajes de Bosques de Niebla que existe en el mundo. Hace más de 200 años esta palma era aprovechada por los indígenas para extraer cera de su corteza. Cocora hace parte del Parque Natural de Los Nevados y es el lugar de innumerables especies de flora y fauna.

El Valle del Cocora fue fundado el 05 de Enero de 1842, con una extensión de 402 km/2 y una altitud de 1895 m.s.n.m. Su temperatura promedio es de 18º C.

En este destino ecoturístico se puede disfrutar de una agradable caminata o un paseo a caballo a orillas del río Quindío y del majestuoso paisaje de la palma de cera. Los visitantes también pueden apreciar las trucheras y deleitarse con los restaurantes típicos de la zona. En este lugar hay varias opciones de alojamiento y zonas de camping, que están rodeadas por toda la naturaleza del Valle del Cocora.

Como este destino es ante todo ecológico, no olvide ser cuidadoso con el medio ambiente, así que es recomendable: no tirar basura ni sustraer elementos del medio que visita, no arranque plantas ni parte de estas, no grite, hable en voz baja, no fume, no deje basuras en el sendero y siga las recomendaciones del guía.

Salento

Este municipio está situado al norte de la ciudad de Armenia. Se distingue por la arquitectura de su plaza y de sus casas antiguas en bahareque y en tapias de barro, por la amabilidad y gentileza de sus pobladores, por sus hermosos paisajes y por su excelente clima.

Estas casas son las más representativas porque allí se evidencian la organización social del municipio a finales del siglo IX e inicios del siglo XX. Ese tipo de construcciones representa un aspecto agradable, bello y homogéneo, no solo por la unidad de los conjuntos urbanos, sino por la calidad y el buen estado de las construcciones, las cuales están en buenas condiciones, de intenso colorido, ostentan grandes puertas en madera muy trabajadas, ventanas de igual estilo y grandes balcones que sobresalen del frente de las casas. Estas razones llevaron a que Salento fuera elegido como uno de los pueblos con mejor arquitectura del mundo.

La actividad turística en Salento inicia en los años ochenta con la promoción del mismo y del departamento en la iniciativa: "Somos Café y mucho más".

La Calle Real es quizás uno de los lugares más representativos y visitados de Salento. A lo largo de la calle y en ambos costados existen una gran variedad de almacenes y talleres de artesanías donde se exhiben trabajos en madera, guadua, fibras naturales, tejidos, joyería, entre otros. Además en algunos locales se encuentran productos alimenticios a base de café y restaurantes de comida típica, donde la trucha es el plato elegido por excelencia.

En este lugar se puede observar toda la majestuosidad del Valle del Cocora desde un mirador, que deja ver todo el verde de la región.

En Salento existen diversos hoteles y hostales, que ofrecen el servicio de alojamiento a los visitantes, con todas las comodidades y servicios para una estadía placentera.

Estos dos destinos son una excelente opción para los turistas, pues encontrarán en esta región paisajes, aventura, ecoturismo y toda la magia que reúne la naturaleza y las tradiciones culturales del Eje Cafetero.

 

Redacción: Carolina Palmezano

Edición: Verónica Tamayo