Spanish English French German Portuguese

Cabo de la Vela

Fotografía: Hernán David Zapata - Archivo Ruta Ecológica ©.

En el departamento de La Guajira se encuentra sin duda uno de los paisajes naturales más hermosos de nuestro país, el Cabo de la Vela. Un lugar lleno de magia, misterio y una imponente belleza, donde además se conservan las tradiciones de la etnia Wayúu.

Esta zona se convierte casi en un oasis en medio del desierto que predomina en la mayor parte de esta región conjugándose con hermosas playas y con la amabilidad de sus habitantes.

'Jepirra' como se le conoce al Cabo de la Vela en lengua Wayúu, es un lugar sagrado en donde descansan los espíritus de los antepasados de los hombres y mujeres que habitan el desierto de La Guajira, un escenario natural con una belleza impactante y en donde se respira una inmensa tranquilidad y se puede disfrutar del sol, la arena y el viento, mientras se reflexiona sobre la importancia de proteger y respetar paisajes naturales que son sagrados para las comunidades locales.

El Cabo de la Vela está a aproximadamente a tres horas de recorrido por vía terrestre desde Riohacha. Se debe llegar hasta Uribia y allí tomar una de las camionetas que van hasta esta zona atravesando el amarillo, inmenso y abierto desierto de La Guajira.

En este destino hay varios hostales y posadas donde los turistas pueden alojarse en camas o en hamacas. También está la opción de hacer camping frente a la playa y despertarse con una hermosa vista del Cabo de la Vela.

Uno de los lugares para visitar en esta región es el pilón de azúcar, un pequeño cerro que tiene en su cumbre la Virgen de Fátima y desde donde se puede apreciar todo el paisaje y la belleza del Cabo de la Vela. También está el faro, famoso por sus bellos atardeceres. Desde la cima se observa el Ojo de Agua a un costado y la playa El Cabo al otro. Así mismo está el Cerro Pantú, el Parque Eólico y El Morro.

La gastronomía está representada en comida de mar. Los diferentes pescados entre los que sobresalen pargos rojos, sierras, langostas, caracoles y tiburones toyo, entre otros, son acompañados por arroz, patacón y ensalada. También se prepara el chivo en diferentes modalidades, asado, guisado o frito.

El Cabo de la Vela es sin duda uno de los mejores destinos para visitar en el norte del país. Sus playas, sus costumbres y sus innumerables paisajes lo convierten en un lugar lleno de magia y encanto que no nos podemos perder.

Redacción y edición: Verónica Tamayo