Spanish English French German Portuguese

 

turismopaz min

Con el histórico anuncio del fin del conflicto, el país tiene la oportunidad de visualizar destinos que han sido afectados por la confrontación y muchos turistas, por miedo, no visitan.

Desde la Guajira hasta el Amazonas, los viajeros que decidan recorrer Colombia van a encontrar destinos con terrenos montañosos, valles, sabanas, desiertos y mares. Paisajes de colores anaranjados, azules, rojos y verdes. En el recorrido pueden descubrir sonidos que nacen del tiple, la bandola, el arpa, el acordeón, la guitarra o una marimba de chonta. También exquisitos sabores y personas amables dispuestas a contar historias para el mundo.

Pero entre la memoria de sus pueblos indígenas, sus próceres o su biodiversidad privilegiada, hay muchas zonas que los visitantes extranjeros y viajantes nacionales no han podido recorrer por el impacto que por más de 50 años ha causado el conflicto armado. Por eso, el histórico anuncio de su fin constituye una oportunidad de recobrar esos lugares para el turismo y con sus atracciones proporcionar desarrollo y empleo.

Ese es el objetivo de “Seguro te va a encantar”, una iniciativa liderada entre el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y el del Posconflicto para rescatar la oferta turística de las regiones azotadas por el impacto de la guerra. Según la viceministra de Turismo Sandra Howard, se trata de “construir una nueva realidad y llegar a destinos emergentes para capacitarlos e identificar sus potencialidades para el turismo”. Hoy, observando los datos de Migración Colombia, la mayoría de extranjeros que recorren el territorio nacional con interés turístico prefiere destinos como Bogotá, 50,1 %; Cartagena, 13,1 %; Medellín, 11,9 %; Cali, 7,1 % y San Andrés, 3,9%.

“Seguro te va a encantar” ya recorrió los departamentos de Boyacá, Santander, Cauca, Guajira y los Llanos Orientales. Zonas que han padecido el conflicto pero que hoy están dispuestas, advierten sus mismos dirigentes, a construir un país en paz. Ellos reconocen la importancia del turismo para dinamizar las regiones, disminuir la tasa de desempleo y poder acoger a los guerrilleros que regresen a la vida civil. Por eso se comprometen a trabajar en equipo y prestar servicios de calidad. “Colombia es un lugar maravilloso y es el momento de recorrerlo sin miedo. Vamos a construir juntos una paz sostenible”, resalta Andrés Amaya, Gobernador de Boyacá.

La alianza cuenta con el apoyo de ProColombia, Fontur, Propais, Anato y Bancoldex, decididos a sembrar capital semilla para el turismo en tiempos de paz. Incluso con una meta ambiciosa: ser el primer renglón que aporte al Producto Interno Bruto en Colombia. De acuerdo con cifras del World Travel & Tourism Council, el aporte total del sector al PIB en 2015 fue de 6,1%, equivalente a $49,4 billones. En los últimos cinco años, la llegada de viajeros a Colombia creció 65 %. “Son cifras que prueban que el sector se sigue expandiendo y constituye una opción en tiempos de paz”, recalcó el ministro para el Posconflicto Rafael Pardo.

El turismo internacional es por sí mismo un dinamizador de la economía. En los últimos cinco años, 160 nuevas sedes de hoteles internacionales han sido abiertas en el país, con la consecuente creación de 35.000 empleos, según reportes del Dane. Esta dinámica muestra un camino confiable. Por eso, en cada departamento las rutas de la campaña también están planteadas para desarrollar un trabajo de alianzas y contactos indispensables. “Es una puerta abierta y por eso las propuestas de inversionistas ya se están manifestando”, agregó María Claudia Lacouture, ministra de Comercio Industria y Turismo.

Ahora el compromiso es persistir en la concertación entre el sector público y privado, para que las 100 rutas trazadas en el proyecto por territorios que ayer fueron inabordables, ahora permitan conocer y visitar pródigas regiones donde existe la perspectiva de expansión de 30 % en su sector turístico. En Boyacá, Santander, Magdalena, Cauca, Guajira, Caquetá, Casanare o Meta, entre otros departamentos, existe un enorme inventario de paisajes maravillosos y gente acogedora. “Estamos forjando una oportunidad para que se promocionen destinos que demuestran la belleza sin límites de Colombia. Posicionar el turismo como una de las industrias más importantes del país”, como le apuesta Paula Cortés, presidenta de Anato.

Fuente: El Espectador
Imagen: Laguna del Parque Wisirare, ubicado en el municipio de Orocué, departamento de Casanare