esenfrdept

capaozono min

Contra todo pronóstico y solo diez meses después de que el agujero de ozono en el antártico batiera récord, el panorama parece despejarse. Científicos obtuvieron pruebas de que la capa de ozono se está recuperando por primera vez en mucho tiempo.

De los 25 millones de kilómetros cuadrados que alcanzó a tener en el 2000, una cifra histórica, el agujero antártico ha reducido su superficie en casi el tamaño de la Unión Europea. Es decir, se redujo en 4 millones de kilómetros cuadrados.

Según explica la investigación - que fue publicada en Science y reunió a científicos del MIT (Massachusetts Institute of Technology, en Boston), del Centro Nacional de Investigación Atmosferica (Boulder) y la Universidad de Leeds, Reino Unido- gran parte de la disminución se le puede atribuir a la prohibición de los compuestos orgánicos clorados. Una sustancia que se reguló con el protocolo de Montreal en 1987 y que se usaba en la refrigeración, aerosoles y lacas.

Sin embargo, otros factores naturales, como las erupciones volcánicas y las temperaturas de las capas más altas en la atmósfera, también juegan un rol. A pesar de no producir compuestos orgánicos clorados, si emiten algunas partículas que emergen a la atmósfera y termina afectándola.

Para realizar esta investigación, el equipo combinó observaciones realizadas en globos, satélites y modelos matemáticos avanzados. Así, por ejemplo, también llegó a la conclusión que la cifra record que se vivió en octubre del año pasado, puso haber estado influenciada por la erupción del volcán Calbuco en el sur de Chile.

“Ahora podemos confiar en que las cosas que hemos hecho han puesto al planeta en el camino de la curación”, explicó Susan Salomon, geóloga del MIT y pionera del proyecto, al periódico español El País.

Ahora queda esperar que otros efectos a largo plazo tienen los otros protocolos firmados. En cuanto al de Montreal Naciones Unidas ha dicho que evitará dos millones de casos de cáncer de piel desde su entrada en vigor hasta 2030 y seguirá siendo una medida fundamental para protegernos de la radiación ultravioleta de la luz solar.

Fuente: El Espectador.com
Imagen: Internet